Catástrofe humanitaria en Venezuela

Lo de Venezuela ya raya en la catástrofe humanitaria. Miles de personas haciendo colas inmensas de horas y horas bajo el sol inclemente, la lluvia o el calor insoportable, tan solo para conseguir un pollo, unas latas de sardina, un paquete de papel de baño, una simple barra de mantequilla, un paquete de pañales desechables, o un paquete de harina pan.

 

Se cuentan, no por cientos, sino por “miles” los muertos producidos, no por la delincuencia, como muchas veces se quiere hacer ver, sino por el inmenso caos y la desorganización socio – política de un régimen espantosamente inepto, guiado por ideas descabelladas y extremadamente absurdas, muchas de ellas ensambladas en laboratorios marxistas de universidades españolas. Solo en los últimos dos años, se han registrado más de cincuenta mil muertes violentas en el país.

Una inflación espantosa y descomunal, convierte en unos pocos centavos lo que el día anterior era mucho dinero. Una moneda super-ultra-archi-devaluada, a la que, para darle un supuesto mayor valor, se le aumentaron tres ceros de un día para otro, pasando de ser el “Bolívar” a el “Bolívar Fuerte”, otra más de las delirantes ideas de los científicos de la economía que durante todos estos años han asesorado desde Cuba y España a los ineptos gobernantes venezolanos.


Las ideas y doctrinas social-comunistas, causantes únicas de la inmensa catástrofe venezolana, son las mismas con las que en España algunos quieren secuestrar el descontento popular y los movimientos sociales de reivindicación. Los ideólogos españoles de esas tesis absurdas, que desde sus fábricas de pensamiento en las universidades españolas han contribuido decisivamente a la inmensa tragedia que hoy vive Venezuela, ahora quieren implantar en España, las mismas recetas que allá están causando el estupor del mundo civilizado. Lo proclaman abiertamente sin más; adoración por un líder indiscutible, un “iluminado”, un “sabelotodo”, el “mesías” tan largamente esperado (aquí será Pablo Iglesias, en Venezuela fue Hugo Chávez, en Cuba Fidel Castro, en Corea del Norte Kim Jong Il); un llamado a una asamblea constituyente para “refundar” el estado y sembrar las bases del social-comunismo (exactamente como se hizo en Venezuela); una repartición de la miseria entre todos y no de la riqueza (único fin de los sistemas social-comunistas); supresión del pensamiento libre mediante la eliminación o regulación de las cadenas privadas de noticias; desaparición o modificación del concepto de “propiedad privada”; desaparición paulatina del sistema de partidos; supresión de las religiones; etc.

el mesias
La estrategia es calcada, exactamente igual; idiotizar al pueblo atribuyéndole la causa de los males propios a los “ricos”, a los “poderosos”, a los “malos”.
En Cuba, Corea del Norte y Venezuela la culpa de todos los males humanos la tienen los Norteamericanos. Ellos son los malos, su sistema capitalista cruel, deshumanizado, despiadado.
En España la culpa de todos los males es de los banqueros, de los políticos corruptos, de la monarquía, de los ricos y poderosos, de la Troika, del Fondo Monetario Internacional, de “la Merkel”…, en síntesis, de “La Casta”.
Y así, la secta de españoles que con sus brillantes ideas iluminaron la mente desquiciada del chavismo en Venezuela, para hacer de un país próspero una sociedad en ruinas, los “iluminados ilustrados” conocidos con el nombre de “Podemos”, continúan imparables su ascenso vertiginoso en todas las encuestas. ¡Bravo! ¡Viva! ¡Cristo ha resucitado! ¡Viva Pablo Iglesias! ¡Arrrrrriba el nuevo mesías de Europa! ¡El que acabará con la corrupción, con los ricos y poderosos, que le dará un salario mínimo a todos por igual, trabajen o no; el que le devolverá la dignidad al pueblo mancillado por la estela de la corrupción del bipartidismo! ¡Bravísimo!.
Decían de Venezuela que se tenía merecido lo que le pasaba al haber elegido como líder a un cretino como lo fue Hugo Chávez. Que eso les pasó por ser un pueblo cuasi-analfabeta, inculto, mediocre. No dijeron lo mismo de los alemanes cuando en su momento eligieron al psicópata de Hitler. ¿Qué decimos ahora de quienes apoyan las ideas delirantes de la secta de “científicos ilustrados del marxismo” conocidos por el nombre de “Podemos”?

Es mi opinión

Franklin A. Díaz Lárez

Anuncios

2 comentarios en “Catástrofe humanitaria en Venezuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s