La última estrategia de venta de algunos “escritores”

escritoresvendiendo

Hay días que crees que has perdido la capacidad de sorprenderte con las cosas que te pasan. Te encuentras con gente tan ruin y miserable que a veces crees que se te desencajará la mandíbula con lo grande que se te queda de abierta la boca por las sorpresas que te llevas. Es algo así lo que me ha ocurrido recientemente.

Me escribe un presunto escritor diciéndome que acaba de comprar uno de mis libros en Amazon. Para ello me muestra una captura de pantalla en la que se ve reflejada su supuesta compra. Esta es la imagen:

fondo-de-la-supuesta-compra

A su vez, me muestra uno de sus libros invitándome a comprar ese o cualquiera de los otros que tiene publicados para así leernos recíprocamente y comentar después nuestras respectivas obras.

fondo-de-la-supuesta-compra-2

Le digo que estoy muy agradecido por su compra, y que sin ningún problema compraré alguno de sus textos en cualquier momento.

Pues bien, ocurre que pasan varios días y no veo que la compra del supuesto escritor se vea reflejada en mis ventas en Amazon, lo cual suele ocurrir a las pocas horas, cuando no inmediatamente, de haberse producido la transacción. Entiendo que últimamente Amazon está dejando un poco de margen a los compradores por si por cualquier razón desean cancelar la compra y devolver el derecho de lectura del libro, que no el libro como tal, porque como es bien sabido por los usuarios de esta plataforma, Amazon no vende los libros, sino el derecho a leerlos.

Ocurre que casualmente el libro supuestamente adquirido por el presunto escritor en cuestión es una de mis novelas que menos se vende, aunque sí de las más elogiadas y con mejores comentarios en Amazon; “El Aroma del Mastranto”. Un libro que escribí con ocasión de un viaje que hice a Venezuela con mi hija en el año 2012. De tratarse de otro de mis textos que se venden con mayor frecuencia, quizás hubiese atribuido alguna de las ventas a la adquisición hecha por parte del citado individuo, pero no fue así.

Sorprendido ante semejante situación, me puse en contacto vía correo privado por twitter con el supuesto comprador diciéndole que aún no había confirmado su compra, y que por ello no había comprado su libro. Mi sorpresa fue mayúscula cuando me contesta diciendo que lo estaba ofendiendo si creía que pudiese haber falseado una imagen para hacerme creer que había comprado uno de mis textos sin haberlo hecho, y que por ello iba a devolver la compra realizada inmediatamente y a su vez bloquearme en twitter. Utilizó el viejo truco de defenderse atacando, haciéndose el ofendido.

≪¡Qué barbaridad! —pensé—. ¿Cómo se puede ser tan miserable para intentar vender tus libros haciendo creer a otro que le has comprado uno de los suyos? ¡Y aún por encima falseando una imagen! ¿Cómo se puede caer tan bajo para ganarte un euro o dos?≫

Verdaderamente sentí una profunda lástima y vergüenza ajena por este sujeto. ¿Cómo se puede ser tan ruin? ¡Qué miserable y triste debe ser la vida de alguien que hace cosas como esta! ¡Cuánta mediocridad y cuánta pobreza espiritual!

Y pensé en no decir nada, en quedarme callado. Pero luego, meditando detenidamente me dije que si lo hacía estaría contribuyendo con mi silencio a que personajes así continuasen cometiendo este tipo de vulgaridades impunemente, además de denigrar un oficio tan duro y difícil como lo es este de escritor.

De allí que opté por hacerlo público.

Os presento al personaje. Este es el sujeto en cuestión. Corred la voz entre los colegas escritores para que no se dejen timar por este tipo de sinvergüenzas.

Esta es su cuenta de twitter:

twitter-alberto-aranda

Estos son sus supuestos libros en Amazon:

damian-miller

 

frambuesas-al-alba

 

te-lo-cuento-sin-censura

Espero haber contribuido con este grano de arena en dignificar un poco el oficio de escritor, y sobre todo de los auto – publicados.

Franklin Díaz.-

 

Anuncios

8 comentarios en “La última estrategia de venta de algunos “escritores”

  1. Me niego a creer que exista gente que se de tanto trabajo para vender un libro. ¿No será que Amazon no había reportado la venta todavía?
    En todo caso, tomaré nota del nombre. Yo no acostumbro pedir intercambio de comas ni solicito a nadie personalmente que lean mi libro a cambio de algo. Hasta los envío gratis, y cuando lo hago aclaro que no se sientan obligados a dejarme comentarios o reseñas.

    Le gusta a 1 persona

  2. No es la primera vez que esta persona está metida en algo así. Anteriormente, valoraba negativamente las novelas de los compañeros del mismo género con una cuenta falsa en amazon. Pero en el comentario negativo se hacía publicidad: “Después de haber leído a DAMIAN MILLER, una obra con excelente calidad…”
    Era muy claro que era él, y tuvo que aceptarlo y por supuesto, borrar perfil y comentario.
    Es increíble que siga haciendo de las suyas y no aprenda…

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tu comentario Sol. Pues sí, eso es lo más sorprendente, la cantidad de comentarios de cinco estrellas que tiene en Amazon, y que ellos no hayan hecho nada al respecto. Se nota claramente que son todos perfiles falsos.

      Me gusta

  3. Gracias por avisar. Esta gente existe, pero la hipocresía todavía tiene “patas cortas”, gracias a la gente honesta como tú y a tantos más que lo que menos deseamos es soslayar el trabajo de un colega, mucho menos simular ante una obra ajena o personal. El comentario de Sol ya deja más clara tu entrada.
    Un abrazo, Franklin.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s