No hay escapatoria posible

En este Titanic en el que ahora venimos todos, pedimos auxilio desesperados y nos dicen que la ayuda llegará, pero igual que les llegó a ellos; mucho tiempo después; cuando la mortandad haya ocurrido; cuando ya sea demasiado tarde para muchos.

¿Cuántos sobrevivirán hasta que llegue el auxilio?

Nadie lo sabe.

La pandemia habrá ido y venido varias veces sobre todos los rincones del planeta, dejando su amarga estela de dolor y muerte sobre la humanidad.

Quizás sea esta la forma como nos llegue a todos el final.